Declaración

 

Principal

 

 

DECLARACIÓN EMPRESARIAL DE POLÍTICA DE CALIDAD

    Definimos como Calidad la gestión, el servicio, el cumplimiento de los objetivos y la optimización de resultados en el funcionamiento cotidiano para obtener la competitividad, rentabilidad, supervivencia y desarrollo futuro de nuestra Organización, premisas indispensables para la continuidad y evolución de la misma.

    Siendo los Clientes activo fundamental de la Organización, nos responsabilizamos de la plena satisfacción de sus expectativas y necesidades, mediante la capacidad de responder a sus exigencias y a las de lo reglamentos y otros usos legales que se deriven de la actividad. 

    La Dirección establece como una función inherente de sus responsabilidades, ejercer el liderazgo en la práctica de una conducta que propicie la gestión de la calidad, actuando así de impulsadora, guía y ejemplo en el cumplimiento de una obligación que atañe a todos los que trabajamos en ella, y cuyo objetivo básico es aumentar la complacencia del cliente potenciando la capacidad de nuestra Organización de proporcionar de forma eficiente y en los plazos convenidos los productos que satisfagan los requisitos del cliente y los reglamentarios legales que a partir de una aplicación eficaz del Sistema de Gestión de la Calidad, incluidos los procesos para la mejora continua del mismo.

    Fieles a estos principios, la Dirección asume la responsabilidad de crear, implementar y mantener en todos los niveles de la Organización, un Sistema de Gestión de la Calidad basado en la aplicación de la Norma ISO-9001/2015, manifestando públicamente la importancia y su compromiso de:

§        Cumplir los requisitos de los clientes, reglamentarios y legales.

§        Establecer, revisar y actualizar los objetivos de la Organización.

§        Disponer los recursos necesarios para el funcionamiento del Sistema de Gestión de la Calidad.

§        Trabajar en la mejora continua de la Organización y de sus resultados.

§        Comunicar y hacer entender a todos los implicados la importancia de una Política de la Calidad Sostenible. Revisándola periódicamente para garantizar su continua adaptación.